novedades
2014-06-26
Ley 26.940. Promoción del Trabajo Registrado y Prevención del Fraude Laboral

    Se aprueba el nuevo Régimen para la Promoción del Trabajo Registrado y Prevención del Fraude Laboral publicado en el B.O. el 02/06/2014.

    Entre los puntos relevantes de la ley, mencionamos:

    Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales (REPSAL):

    Se crea el Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales, que incluirá las sanciones impuestas por el Ministerio de Trabajo o AFIP a aquellas empresas que no registren a sus trabajadores o que no lo hagan a término, que contraten a niños o adolescentes fuera de los límites legales o que incurran en trata de personas para el trabajo forzado, entre otras. El Registro será de acceso libre y público desde un dominio dependiente del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social y se actualizará periódicamente.

    Los empleadores sancionados por las violaciones indicadas en la presente ley, mientras estén incorporados en el REPSAL, no podrán:

    a) Acceder a los programas, acciones asistenciales o de fomento, beneficios o subsidios administrados, implementados o financiados por el Estado Nacional;
    b) Acceder a líneas de crédito otorgadas por las instituciones bancarias públicas;
    c) Celebrar contratos de compraventa, suministros, servicios, locaciones, consultoría, alquileres con opción a compra, permutas, concesiones de uso de los bienes del dominio público y privado del Estado Nacional, que celebren las jurisdicciones y entidades comprendidas en su ámbito de aplicación. Tampoco podrán participar en obras públicas, concesiones de obras públicas, concesiones de servicios públicos y licencias;
    d) Acceder a los beneficios previstos de la “Promoción del trabajo Registrado” incluida en la presente ley.

    Aquellos empleadores que sean sancionados como reincidentes en la misma infracción en un lapso de 3 años contados desde la primera resolución sancionatoria firme y se encuentren adheridos al Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (Monotributo) quedarán excluidos de pleno derecho del citado régimen.

    Asimismo, se impedirá que los responsables inscriptos en los impuestos comprendidos en el Régimen General deduzcan en el impuesto a las ganancias los gastos inherentes al personal mientras estén incorporados en el REPSAL por haber incurrido en reincidencia.

    Regímenes Especiales de Promoción del Trabajo Registrado:

    Para las pequeñas y medianas empresas se estableció un régimen temporal de reducción de contribuciones para contrataciones que incrementen la cantidad de trabajadores registrados en la empresa.

    Los empleadores que tengan entre 8 y hasta 80 trabajadores, por el término de 24 meses, gozarán por cada incremento de nómina de una reducción de las contribuciones patronales establecidas en el régimen general.

    El beneficio consistirá, para los empleadores con una dotación de personal de hasta quince 15 trabajadores, en que, durante los primeros 12 meses de la relación laboral, no se ingresarán las citadas contribuciones y, por los segundos 12 meses, se pagará el 25% de las mismas.

    Para los empleadores que tengan entre dieciséis 16 y 80 trabajadores, el beneficio consistirá en que durante los primeros 24 meses de la relación laboral se ingresará el 50% de las citadas contribuciones.

    El empleador gozará de este beneficio por cada nuevo dependiente, siempre que este trabajador produzca un incremento en la nómina de personal respecto al período que se determinará en la reglamentación.

    El presente régimen es optativo para el empleador, por lo que la falta de ejercicio de dicha opción a partir del inicio de la nueva relación laboral por tiempo indeterminado, impedirá que aquel pueda hacer uso retroactivo del mismo.

    Las disposiciones del Título II (Regímenes especiales de promoción del trabajo registrado) comenzarán a regir a partir del 1 de agosto de 2014 y al día de la fecha se encuentra pendiente su reglamentación.