novedades
2016-11-04
Prohibición de solicitar DDJJ impositivas.

    En el día de la fecha, por medio de la RG 3952, la AFIP, estableció que todos los sujetos obligados a emitir Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS)  a la Unidad de Información Financiera (UIF)  no deberán solicitarles a los clientes y/o ciudadanos con los que interactúen las declaraciones juradas de impuestos que hayan presentado ante el organismo fiscal a efectos de preservar el secreto fiscal.

    A partir de esta resolución, los sujetos que se detallan a continuación, se ven imposibilitados de solicitar las declaraciones juradasde impuestos:

    1. Las entidades financieras.

    2. Las casas, agencias y oficinas de cambio.

    3. Las personas físicas o jurídicas que como actividad habitual exploten juegos de azar.

    4. Los agentes y sociedades de bolsa, sociedades gerente de fondos comunes de inversión, agentes de mercado abierto electrónico, y todos aquellos intermediarios en la compra, alquiler o préstamo de títulos valores que operen bajo la órbita de bolsas de comercio con o sin mercados adheridos.

    5. Los agentes intermediarios inscriptos en los mercados de futuros y opciones cualquiera sea su objeto.

    6. Los registros públicos de comercio, los organismos representativos de fiscalización y control de personas jurídicas, los registros de la propiedad inmueble, los registros de la propiedad automotor, los registros prendarios, los registros de embarcaciones de todo tipo y los registros de aeronaves.

    7. Las personas físicas o jurídicas dedicadas a la compraventa de obras de arte, antigüedades u otros bienes suntuarios, inversión filatélica o numismática, o a la exportación, importación, elaboración o industralización de joyas o bienes con metales o piedras preciosas.

    8. Las empresas aseguradoras.

    9. Las empresas emisoras de cheques de viajero u operadoras de tarjetas de crédito o de compra.

    10. Las empresas dedicadas al transporte de caudales.

    11. Las empresas prestatarias o concesionarias de servicios postales que realicen operaciones de giros de divisas o de traslado de distintos tipos de moneda o billete.

    12. Los escribanos públicos.

    13. Las sociedades de capitalización y ahorro.

    14. Los despachantes de aduana.

    15. Los organismos de la Administración Pública y entidades descentralizadas y/o autárquicas que ejercen funciones regulatorias, de control, supervisión y/o superintendencia sobre actividades económicas y/o negocios jurídicos y/o sobre sujetos de derecho, individuales o colectivos: el Banco Central de la República Argentina, la AdministraciónFederal de Ingresos Públicos, la Superintendencia de Seguros de la Nación, la Comisión Nacional de Valores, la Inspección General de Justicia, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social y el Tribunal Nacional de Defensa de la Competencia;

    16. Los productores, asesores de seguros, agentes, intermediarios, peritos y liquidadores de seguros.

    17. Personas jurídicas que reciben donaciones o aportes de terceros;

    18. Los agentes o corredores inmobiliarios matriculados y las sociedades de cualquier tipo que tengan por objeto el corretaje inmobiliario, integradas y/o administradas exclusivamente por agentes o corredores inmobiliarios matriculados;

    19. Las asociaciones mutuales y cooperativas.

    20. Las personas físicas o jurídicas cuya actividad habitual sea la compraventa de automóviles, camiones, motos, ómnibus y microómnibus, tractores, maquinaria agrícola y vial, naves, yates y similares, aeronaves y aerodinos.

    21. Las personas físicas o jurídicas que actúen como fiduciarios, en cualquier tipo de fideicomiso y las personas físicas o jurídicas titulares de o vinculadas, directa o indirectamente, con cuentas de fideicomisos, fiduciantes y fiduciarios en virtud de contratos de fideicomiso.

    22. Las personas jurídicas que cumplen funciones de organización y regulación de los deportes profesionales.

    Quedan exceptuados de la prohibición los profesionales matriculados cuyas actividades estén reguladas por los consejos profesionales de ciencias económicas, como por ejemplo los contadores públicos.